Altas capacidades niños

Introducción

Desde nuestro Centro de Acompañamiento Educativo entendemos que hablamos de alta capacidad, o de sobredotación intelectual, no como un mero conjunto de aprendizajes precoces, sino que en la casuística confluyen factores de índole neural que producen un desarrollo diferenciado del cerebro, con respecto a la media de edad del individuo, propiciando que la personalidad, y las operaciones cognitivas, incluyendo en ambas la creatividad se encuentren en un nivel de desarrollo no ordinario.

“No existe una capacidad única y uniforme de pensamiento, sino multitud de modos diferentes en los que las cosas específicas –observadas, recordadas, oídas o acerca de las cuales se ha leído- evocan sugerencias o ideas pertenecientes a un problema o cuestión y que hacen avanzar la mente hacia una conclusión justificable.”

— J. Dewey (1933/1989). Como pensamos (p.63). Barcelona. Paidós

“La superdotación y las altas capacidades sólo se pueden identificar mediante el Diagnóstico Clínico, que integra la evaluación psicopedagógica de los aspectos académicos y añade tanto el juicio clínico de las funciones cognoscitivas como el diagnóstico clínico de los factores emocionales y de su interacción con los cognitivos. También es necesario el Diagnóstico Clínico Diferencial de la Disincronía, que se da más frecuentemente cuantos más años están estos niños en el sistema educativo sometidos a la imposición de unos programas estandarizados, con unos estilos de aprendizaje y ritmos tan distintos, y con frecuencia opuestos, a los que necesitan. Esto les produce lo que se denomina Disincronía Escolar”.

Dr. Juan Luis Miranda Romero.
Médico Psiquiatra, Perito Judicial.

Muchos padres y profesores preguntan si se debe seguir enseñando, por el temor de que si se les enseña y se les proporciona más conocimientos, se vayan a aburrir o desmotivar más en los cursos posteriores. Desde luego no hay  ninguna Pedagogía que  aconseje que no se deba responder a un niño cuando pregunta. Está claro que ningún niño debe ser  inhibido en su desarrollo ni  aprendizaje, y el que aprenda más rápido no debe ser tomado como un  problema.  El niño  no  tiene problemas, ni  es desadaptado, debe ser la forma de educación, en mayor  o menor medida,   la que se adecue  a las necesidades de  los niños.  No hay  que  cambiar al niño, el niño no es el problema, y  tiene derecho a recibir una educación acorde con su capacidad de aprendizaje; es importante así mismo tener en cuenta que hablamos de educación y que esta como tal es un proceso y no una acción puntual en la que dictamos una orden y está.

Para trabajar la disincronía emocional deben abordarase:

1.- Problemas con el idealismo (inteligencia interpersonal).
2.- Desarrollo de la inteligencia emocional.
3.- Egocentrismo.
4.- Desarrollo del sentido crítico y sarcasmo.
5.- Intolerancia a la frustración.
6.- Falta de planificación.
7.- Habilidades sociales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR